Tendencias en Marketing durante la Pandemia

Teniendo en cuenta esta realidad, las tendencias en marketing avanzarán de la siguiente forma:

Respecto a la comunicación, el marketing no debe ser oportunista, sino que hay que utilizar mensajes que:

  • Muestren las promociones, que serán imprescindibles, ya que el consumidor tendrá menos poder adquisitivo;

  • Aporten contenido y reputación;

  • Apuesten por la comunicación transmedia, con gran relevancia del vídeo corto.

Respecto al e-commerce, las estrategias deben ser más cognitivas que nunca:

  • La digitalización debe acelerarse al máximo: o eres digital o estás muerto. El fenómeno phygital cobra ahora más sentido que nunca.

  • Es tiempo de aprovechar y desarrollar las aplicaciones de IA (inteligencia artificial).

  • Los datos son el centro: el big data y la compra predictiva se convierten en esenciales.

  • La personalización será más radical y, para ello, es necesario conocer bien al consumidor.

  • Hablaremos de Internet de los sentidos: en la lucha por la atención, las marcas emplearán estrategias de atracción, juego y experiencia digitales.

  • El retail debe competir contra la bestia amazónica (Amazon).

Respecto a la logística y el transporte:

  • La logística es primordial y la cadena de suministro debe ser ágil y segura.

  • Las operaciones físicas varían y pasan a ser sin contacto.

  • Aumenta la experiencia de compra en automóvil (click and collect, pick up y similares).

  • También aumenta la presencia de metacrilato y plexiglás en los comercios físicos. Justo cuando queríamos librarnos del plástico…

  • Algunas tiendas físicas se reutilizarán como almacén de logística e-commerce.

  • El parking (que, por cierto, será también una inversión inmobiliaria que cobrará relevancia) es un factor crítico de éxito, pues se evitará el transporte público.

Respecto a los empleados, la tendencia será a formar a las personas para que puedan prestar un buen servicio a distancia (homework)


El marketing hacia la teoría de las 10 R:

En definitiva, el marketing avanzará hacia la teoría de las 10 R y se sustentará en ella:

  1. Rapidaptación. Adaptación rápida o muerte. La digitalización de las empresas es obligatoria y abre nuevas oportunidades.

  2. Relación. Es vital la reconfiguración de la relación con los clientes y los consumidores y se cuidarán la sensación de amparo, la vinculación y el aporte de valor más allá del producto básico.

  3. Retención. Es absolutamente crítico evitar la defección de clientes y consumidores elaborando un plan de acción de contención y defensa de cartera.

  4. Reactivación. Tras esta pausa, hay que reactivar la actividad con un plan de trabajo. Como un junco, hay que ir virando hacia los nuevos modelos de negocio y de gestión del servicio.

  5. Rentabilización. En este tiempo, todo invita a ser solidarios, a trabajar gratis. Un día, que puede ser hoy mismo, debemos decir «basta». A partir de ahora, se cobra todo. El salario de mis empleados y todo mi modelo de gestión y supervivencia dependen de hacer caja. La nueva normalidad también requiere dinero para pagar las facturas.

  6. Resonancia. El branding, la notoriedad, la diferenciación inteligente y cuidada requerirán de un marketing de contenido social, transmedia, que genere resonancia y ruido o, mejor incluso, «música». En un mercado en el que muchos hacen muchas cosas sin poner mucho cuidado, es fundamental cuidar la resonancia en el marco de un branding emocional estratégico y planificado.

  7. Risa (comedida). En tiempos de muerte, ¡hace falta humor! Deben primar la distensión, la risa y el «buen humor» como forma de conectar con un consumidor agobiado que necesita ayuda para volver a ver la vida en positivo.

  8. Referenciación. Cuando todos somos expertos en virus, es preciso que nos centremos en la viralización de mensajes de valor (de nuevo, transmedia) y lograr la promoción y recomendación de clientes satisfechos.

  9. Recolocación. Sin otra solución, todos los modelos de negocio han de ser revisados de un modo u otro para adaptarse a la nueva normalidad. Hay que recolocar: en sentido metafórico, debemos reordenar las prioridades y los objetivos o retos. En sentido literal y táctico, tenemos que recolocar productos, presupuestos y reposicionarnos en el nuevo mapa competitivo.

  10. Remontada. Decíamos arriba que el objetivo no es salir, sino salir reforzados. Por ello, la rapidaptación debe servir para superar el corto plazo, pero debemos navegar aguas arriba, contra la corriente que tiende a llevarnos al precipicio, y remar fuerte para remontar, recuperar territorio y salir reforzados, sin grasa, quitando lo que sobra y dando vigor a la estructura.


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Instagram Jgcomunica
Whatsapp jgcomunica
Facebook Jgcomunica
logo jg sin fondo.png

©1995 JG Comunica